18 de Octubre

Por Ricardo Yattah

la tarde se inclina

sin sollozo alguno 

y queda el aroma

de los años idos

una esquina . . . 

una estampa

acaso olvidada

captura los pasos 

de tiempos lejanos

tal vez no hubo tiempos

ni distancia alguna

y una señal de sombras vestida de rostros 

es memoria y recuerdo

es reencuentro y deleite . . . 

y fueron sonrisas

y las manos laxas

estrechas sin miedo

en el gesto dulce 

des-andamos la cuesta

de vuelta hacia el valle

de las inocencias y de la algazara

y volvimos a ver

la casa de siempre

aquella que alumbra 

de azul y azulenco . . . 

caminos que regresan

al punto de partida 

el canto de siempre 

[amistad ennoblecida] . . . 

quiso la Providencia

y lo tenía escrito

en todas las piedras 

que hoy se han abierto . . . 

San Andrés, un día marcado en el almanaque

WordPress.com.
%d bloggers like this: