5to 2da 78

Anécdotas que nos envió Carlos Capella

Silva, el de dibujo, tal como cuentan en otros posteos, era un personaje total. En vez de ir al baño de profesores iba al baño de alumnos. Lo peor de todo era que vos, sorprendido, al topártelo parado en el mingitorio, lo saludabas con asombro y el tipo retiraba una mano de donde la tenía ocupada para dártela… Se la había meado previamente y te encajaba todo el meo… y encima te retenía la mano mientras se cagaba de risa.
Mandaba fruta dando clase pero era muy divertido y, dentro de todo, era un espíritu libre en medio de un montón de profesores mediocres que peleaban como podían con sus limitaciones para motivar al alumnado. 

——

El ’75 fue complicado porque había mucha preocupación por “limpiar” el colegio. Demasiada actividad política dentro y fuera en un año trágico y delirante. Estábamos en 2do. año y terminamos el año 15 afuera del colegio, yo recién pude volver en 4to., en el ’77. Las amonestaciones por cualquier cosa venían en paquete king size.
Un preceptor interrumpe la clase buscando a Gerardo López. López remolonea en prestar atención, el preceptor insiste con el llamado: “¡López!”. Jorgito Zirlinger, con fingida obsecuencia, se asocia a la convocatoria equivocando el énfasis modalizador: “¡López… Lo pezone…!”. Por esa pavada lo echaron del colegio, pero bueno, fue épico.

Carlos Capella – 5º2a. 1978


WordPress.com.
%d bloggers like this: